miércoles, 5 de noviembre de 2014

Pato, Muerte, tulipán.



El personaje de la muerte en este libro de Erlbruch es una acompañante silenciosa y leve como una pluma, siempre presente aunque no la percibamos: Desde hacía tiempo, el pato notaba algo extraño.
 -¿Quién eres? ¿Por qué me sigues tan de cerca y sin hacer ruido?
 La muerte le contestó: -Me alegro de que por fin me hayas visto. Soy la muerte. 
El pato se asustó. Quién no lo habría hecho.
 -¿Ya vienes a buscarme? -He estado cerca de ti desde el día en que naciste… por si acaso.
 -¿Por si acaso? -preguntó el pato. -Sí, por si te pasaba algo. Un resfriado serio, un accidente… ¡nunca se sabe!
 - Sí, nunca se sabe… 
 Wolf Erlbruch responde con sencillez las grandes preguntas con la poesía de sus ilustraciones y de sus historias. Para niños y adultos.“ Editorial Barbarafiore.

No hay comentarios:

Publicar un comentario